Derecho Civil

En BeMaat Abogados atendemos sus problemas relacionados con el derecho civil:

Tenemos sobrada experiencia en la reclamación de indemnizaciones derivadas de los accidentes de tráfico. El perjudicado tiene derecho a una indemnización por las lesiones o perjuicios que haya podido ocasionarle el accidente. Bemaat Abogados defenderá sus intereses para obtener la máxima indemnización, además le ponemos en contacto con los mejores médicos especializados en las dolencias mas comunes tras un accidente para que usted no tenga que preocuparse por nada.

Este servicio en muchas ocasiones puede ser cubierto por su póliza de seguros de automovil. Consulte con nosotro.

                                                                                                           

Como consecuencia de la burbuja inmovililaria y el valor que alcanzaron los inmuebles, los bancos concedieron hipotecas que sobrepasaban, por mucho, el valor de la vivienda.La caida del mercado y la grave situación por la que pasan muchas familias esta haciendo que sea imposible la venta de la vivienda por el importe que aún queda pendiente de hipoteca o hacer frente a la cuota hipotecaria. Una solución ante es problema es la entrega de la vivienda a la entidad bancaria concelando la deuda pendiente(Dación en pago total) o bien quedando un pequeño importe pendiente (dación en pago parcial). Desde Bemaat Abogados realizamos esa gestión con la intidad bancaria para  conseguir lo mas beneficioso para usted.

                                                                                                            

Tras el fallecimiento de un ser querido, solemos desconocer si éste tenía contratado algún tipo de seguro de vida. En muchas ocasiones, contratamos productos que llevan asociados seguros de vida y no somos conscientes de ello. Desde Bemaat Abogados podemos gestionar la averiguación de los seguros que podía una persona tener contratodos y gestionar su ejecución si fuese necesario.

En muchas ocasione, estos tipos de seguro no solo garantizan la defunción, si no que también pueden cubrir la concesión de una incapacidad permanente (total, absoluta o gran invalidez).