¿ES NECESARIO SOCORRISTA EN LAS PISCINAS DE COMUNIDAD DE PROPIETARIOS ?

Llega el verano y nos preparamos para estar a punto disfrutando de las playas o de las piscinas. En estas fechas es tan importante cuidar nuestro cuerpo frente a los rayos del sol como cuidar los instrumentos que nos permitan disfrutar a lo grande del verano. Por ello, hoy vamos a dedicar esta entrada a la necesidad de tener o no socorrista en las piscinas de las comunidades de Propietarios, ya que es obligatorio conocer si se necesita contar con personal cualificado que vigile y vele por la seguridad de quiénes hagan uso de la misma. 
A nivel nacional disponemos de normativa que regula el régimen sanitario de las piscinas de uso colectivos como es Real Decreto 742/2013, de 27 de septiembre, por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de las piscinas. 

No obstante, no hay que olvidar que determinadas Comunidades Autónomas también disponen de sus propias normativas. Ese es el caso de Andalucía, que tiene el Decreto 23/1999, por el que se aprueba el Reglamento Sanitario de las Piscinas de Uso Colectivo en Andalucía. No obstante, quedan excluidas del ámbito de aplicación de este Decreto, las piscinas privadas de uso unifamiliar o plurifamiliar pertenecientes a comunidades de vecinos de menos de veinte viviendas, las de baños termales, centros de tratamiento de hidroterapia y otras dedicadas exclusivamente a usos médicos, así como las dedicadas exclusivamente a usos y competiciones deportivas que estarán sometidas a su normativa específica. Así se recoge en el artículo 1.2 del citado reglamento.

Una vez conocida la normativa por la que debemos regirnos, hay que tener en cuenta en primer lugar las dimensiones que tiene la piscina de la comunidad. Las dimensiones de la piscina será lo que nos determine si se necesita o no socorrista. Si la superficie de lámina de agua es inferior a 200 metros cuadrados no será necesario tener socorrista. En caso contrario de que sea igual o superior será necesario como mínimo un socorrista.
Cuando la lámina de agua se comprenda entre 500 y 1000 metros cuadrados, será necesario que se disponga de dos socorristas. Para el caso de que se exceda de los 1000 metros cuadrados, se debe incluir un socorrista más por cada vaso o fracción de 500 metros cuadrados. 
Para el cálculo del número de socorristas de una piscina se deberán sumar todas las superficies de lámina de agua de sus distintos vasos, a excepción de los vasos infantiles o de chapoteo. No obstante, sí la suma de las superficies de lámina de agua de los distintos vasos fuese inferior a doscientos metros cuadrados, se sumarán las de los vasos infantiles o de chapoteo.
Así se recoge en el capítulo III personal, vigilancia y usuarios en su artículo 25 del citado Decreto. A continuación se trascribe integramente el mencionado artículo.

" Artículo 25. Personal socorrista.
1. Toda piscina de uso colectivo cuya superficie de lámina de agua sea de doscientos metros cuadrados o superior deberá contar con un servicio de socorristas acuáticos con titulación válida para el desarrollo de actividades de Salvamento y Socorrismo Acuático expedido por Organismo competente o Entidad privada cualificada.
2. El número de socorristas será de un mínimo de:

a) Un socorrista en piscinas cuya lámina de agua esté comprendida entre doscientos y quinientos metros cuadrados.
b) Dos socorristas en piscinas cuya lámina de agua esté comprendida entre quinientos y mil metros cuadrados.
c) En piscinas de más de mil metros cuadrados de lámina de agua deberá haber un socorrista más por cada vaso o fracción de quinientos metros cuadrados.

3. Para el cálculo del número de socorristas de una piscina se deberán sumar todas las superficies de lámina de agua de sus distintos vasos, a excepción de los vasos infantiles o de chapoteo. No obstante, sí la suma de las superficies de lámina de agua de los distintos vasos fuese inferior a doscientos metros cuadrados, se sumarán las de los vasos infantiles o de chapoteo.
4. El Delegado Provincial de la Consejeria de Salud, en función de las circunstancias especiales que concurrieran en las piscinas, podrá fijar un número de socorristas distinto del que resulte de aplicar las normas establecidas en los apartados anteriores.
5. Sin perjuicio de lo determinado en los apartados anteriores, cuando la separación entre los distintos vasos no permita una vigilancia eficaz, será obligatoria la presencia de un socorrista, como mínimo, en cada vaso.
06. Durante el horario de funcionamiento, será obligatoria la presencia del personal socorrista en las inmediaciones de los vasos.
7. El personal señalado en este articulo, cuyas funciones consisten fundamentalmente en la prevención vigilancia y actuación en caso de accidentes, así como en la prestación de primeros auxilios, quedará encargado y responsabilizado del mantenimiento del local de primeros auxilios y del armario botiquín a que se refiere el artículo 16 del presente Reglamento."

ATRIBUCIÓN DEL USO DEL DOMICILIO FAMILIAR Y LA PROPIEDAD DEL DOMICILIO

Cuando se produce la ruptura de una pareja con hijos menores de edad y éstos dejan de convivir juntos, nos solemos encontrar el problema de quien se queda residiendo en el que hasta el momento era el domicilio familiar.

El artículo 96 C.c deja bien claro que la atribución de la vivienda es para los hijos y “el cónyuge en cuya compañía queden”; es decir, vivirá en el domicilio familiar el padre que ostente la guarda y custodia de los menores.

No debemos confundir la atribución de la vivienda con la propiedad de la misma. La atribución del domicilio familiar se produce según establece el artículo 96 independientemente de quien sea el titular de la vivienda, uno o ambos miembros de la pareja. Existen sentencias muy interesantes en aquellos casos, muy comunes, en los que el domicilio familiar es propiedad de los padres del cónyuge/pareja al que no se le atribuye su uso. Al ser circunstancias muy especiales se debe estar al caso concreto pero en su mayoría, la jurisprudencia opta por que el propietario de la vivienda inicie un procedimiento  de precario o de comodato, según el caso, para poder recuperar el uso de su domicilio. La principal diferencia es que en el precario la atribución de la vivienda se ha realizado sin ningún tipo de contrato, sin establecer tiempo y sin pegar ningún tipo de renta, por el contrario, en el comodato se establece un tiempo límite de uso del domicilio o se entrega para un uso determinado.

Reiterada jurisprudencia entiende que cuando el propietario de la vivienda es un tercero, no un miembro de la pareja, la sentencia que establece el uso del domicilio no puede afectarle ya que esa tercera persona no ha sido parte en el procedimiento y no ha podido defender sus intereses en el mismo, por lo que la sentencia donde se establece el uso del domicilio no es oponible frente al tercero propietario del inmueble.

En cuanto a los gastos, el propietario del inmueble debe hacer frente de los gastos inherentes a la propiedad como es la hipoteca, el ibi o el seguro de hogar y la persona que tenga atribuido el uso deberá hacer frente a los gastos corrientes, como son el agua, la luz, el teléfono…

 

 

RESPONSABILIDAD CIVIL POR DAÑOS

     CONCEPTO: La responsabilidad civil es la responsabilidad que recae sobre una persona u organismo de cumplir su obligación o reparar el daño que ha causado a otro diferenciándose en si esta es responsabilidad contractual o extracontractual respectivamente.

     La primera vía para conseguir una indemnización por responsabilidad civil es mediante su reclamación a la compañia de seguros pertinente si la hubiera, la cual se enncargará de ofrecer una cantidad económica por los daños sufridos, pero en ocasiones surgen desacuerdos entre las compañias y los damnificados en cuanto a la valoración de estos daños y por lo tanto de la cuantía económica ofertada, por lo que cada vesz es más frecuente acudir a la vía judicial para intentar que la indemnización sea lo más justa posible. Esta reclamación se puede hacer por dos vías:

- Vía civil: El plazo de reclamación judicial será de un año desde que se produjeron los daños.

- Vía penal: El plazo de reclamación judicial será de 6 meses desde que se produjeron los daños.

 

     CÁLCULO DE LA INDEMNIZACIÓN.

     Para el cálculo de la una indemnización hay que adherirse a lo dispuesto en el Baremo publicado en el BOE, regulado por el R.D 8/2004 de responsabilidad civil y seguro de circulación de vehículos, pues este es el Baremo que se aplica por defecto aún en cualquier otro tipo de accidentes y que será el vigente del año en que se produzca la curación de los daños o estabilización de los mismos, que normalmente estará determinado por un perito médico o un forense.

     Las indemnizaciones se calcularán en base al tiempo necesario para la curación total o la estabilización de las mismas por lo que convenie en este sentido diferencia entre la baja médica y la baja laboral. Dentro de este periodo de baja el baremo también diferencia dándole un valor distinto a los días impeditivos y a los no impeditivos y los días hospitalarios, siendo los primeros aquellos en los qe los daños impiden desarrollar a la persona las actividades de su vida cotidiana y los no impeditivos los que no impiden desarrollar esas actividades, siendo estos determinados por el perito o forense y por último los hospitalarios que serán los días de ingreso en el hospital.

 

     INDEMNIZACIÓN POR INCAPACIDAD O LESIONES PERMANENTES.

     Son aquellas conocidas comúnmente como las secuelas, las cuales se valorarán teniendo en cuenta la edad de la víctima y la gravedad de las lesiones y que serán especificadas por un forense especializado que determinará el valor de las mismas en puntos, los cuales se traducirán a una cuantía económica.

     Existen diferentes tipos de incapacidad en función de la posibilidad de desarrollar las actividades fundamentales en la ocupación o actividad habitual de la víctima o de cualquier actividad normal en la vida de ésta.

- Incapacidad parcial.

- Incapacidad total.

- Incapacidad absoluta.

 

     INDEMNIZACIONES POR MUERTE

     Si de un accidente se deriva la muerte de la víctima serán los familiares quienes se beneficien de dicha indemnización siendo ésta valorada por Baremo en función de la edad de la víctima y circunstancias del accidente.

 

     El procedimiento para la reclamación por vía judicial se instará mediante demanda de reclamación de responsabilidad civil o denuncia, por lo que es aconsejable contar con expertos en derecho que tengan un amplio conocimiento en cuanto a todo el procedimiento a seguir para poder conseguir una compensación económica adecuada.

Misa Togada

El pasado 19 de octubre tuvo lugar en la Catedral de Málaga la misa Togada, misa en recuerdo de nuestros compañeros fallecidos y en honor de Santa Teresa, nuestra patrona.

 

ES TU TURNO!, DEFIENDELO!!!

Mesa Redonda de Málaga, abierta con la ponencia de Francisco Javier Lara Peláez y seguida por una mesa redonda con la participación de Julián del Moral en representación de la Federación Andaluza de Abogados Jóvenes, el compañero Jorge Carlos Gerger de la Torre y Fernando Piernavieja.


TRIMESTRAL CEAJ

En septiembre de 2013 tuvo lugar en Málaga la reunión trimestral de CEAJ, CONFEDERACIÓN ESPAÑOLA DE ABOGADOS JOVENES. En estas reunioones cuentan   con la asistencia de los representantes de las agrupaciones de jóvenes abogados y federaciones de agrupaciones que son miembros de la confederación. En estas reuniones trimestrales se sigue el orden del día preestablecido con la convocatoria y se debaten cuestiones de actualidad, se toman decisiones y se informa a los asistentes de las actividades y trabajo realizado por CEAJ durante el trimestre. 

Páginas