¿ES NECESARIO SOCORRISTA EN LAS PISCINAS DE COMUNIDAD DE PROPIETARIOS ?

Llega el verano y nos preparamos para estar a punto disfrutando de las playas o de las piscinas. En estas fechas es tan importante cuidar nuestro cuerpo frente a los rayos del sol como cuidar los instrumentos que nos permitan disfrutar a lo grande del verano. Por ello, hoy vamos a dedicar esta entrada a la necesidad de tener o no socorrista en las piscinas de las comunidades de Propietarios, ya que es obligatorio conocer si se necesita contar con personal cualificado que vigile y vele por la seguridad de quiénes hagan uso de la misma. 
A nivel nacional disponemos de normativa que regula el régimen sanitario de las piscinas de uso colectivos como es Real Decreto 742/2013, de 27 de septiembre, por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de las piscinas. 

No obstante, no hay que olvidar que determinadas Comunidades Autónomas también disponen de sus propias normativas. Ese es el caso de Andalucía, que tiene el Decreto 23/1999, por el que se aprueba el Reglamento Sanitario de las Piscinas de Uso Colectivo en Andalucía. No obstante, quedan excluidas del ámbito de aplicación de este Decreto, las piscinas privadas de uso unifamiliar o plurifamiliar pertenecientes a comunidades de vecinos de menos de veinte viviendas, las de baños termales, centros de tratamiento de hidroterapia y otras dedicadas exclusivamente a usos médicos, así como las dedicadas exclusivamente a usos y competiciones deportivas que estarán sometidas a su normativa específica. Así se recoge en el artículo 1.2 del citado reglamento.

Una vez conocida la normativa por la que debemos regirnos, hay que tener en cuenta en primer lugar las dimensiones que tiene la piscina de la comunidad. Las dimensiones de la piscina será lo que nos determine si se necesita o no socorrista. Si la superficie de lámina de agua es inferior a 200 metros cuadrados no será necesario tener socorrista. En caso contrario de que sea igual o superior será necesario como mínimo un socorrista.
Cuando la lámina de agua se comprenda entre 500 y 1000 metros cuadrados, será necesario que se disponga de dos socorristas. Para el caso de que se exceda de los 1000 metros cuadrados, se debe incluir un socorrista más por cada vaso o fracción de 500 metros cuadrados. 
Para el cálculo del número de socorristas de una piscina se deberán sumar todas las superficies de lámina de agua de sus distintos vasos, a excepción de los vasos infantiles o de chapoteo. No obstante, sí la suma de las superficies de lámina de agua de los distintos vasos fuese inferior a doscientos metros cuadrados, se sumarán las de los vasos infantiles o de chapoteo.
Así se recoge en el capítulo III personal, vigilancia y usuarios en su artículo 25 del citado Decreto. A continuación se trascribe integramente el mencionado artículo.

" Artículo 25. Personal socorrista.
1. Toda piscina de uso colectivo cuya superficie de lámina de agua sea de doscientos metros cuadrados o superior deberá contar con un servicio de socorristas acuáticos con titulación válida para el desarrollo de actividades de Salvamento y Socorrismo Acuático expedido por Organismo competente o Entidad privada cualificada.
2. El número de socorristas será de un mínimo de:

a) Un socorrista en piscinas cuya lámina de agua esté comprendida entre doscientos y quinientos metros cuadrados.
b) Dos socorristas en piscinas cuya lámina de agua esté comprendida entre quinientos y mil metros cuadrados.
c) En piscinas de más de mil metros cuadrados de lámina de agua deberá haber un socorrista más por cada vaso o fracción de quinientos metros cuadrados.

3. Para el cálculo del número de socorristas de una piscina se deberán sumar todas las superficies de lámina de agua de sus distintos vasos, a excepción de los vasos infantiles o de chapoteo. No obstante, sí la suma de las superficies de lámina de agua de los distintos vasos fuese inferior a doscientos metros cuadrados, se sumarán las de los vasos infantiles o de chapoteo.
4. El Delegado Provincial de la Consejeria de Salud, en función de las circunstancias especiales que concurrieran en las piscinas, podrá fijar un número de socorristas distinto del que resulte de aplicar las normas establecidas en los apartados anteriores.
5. Sin perjuicio de lo determinado en los apartados anteriores, cuando la separación entre los distintos vasos no permita una vigilancia eficaz, será obligatoria la presencia de un socorrista, como mínimo, en cada vaso.
06. Durante el horario de funcionamiento, será obligatoria la presencia del personal socorrista en las inmediaciones de los vasos.
7. El personal señalado en este articulo, cuyas funciones consisten fundamentalmente en la prevención vigilancia y actuación en caso de accidentes, así como en la prestación de primeros auxilios, quedará encargado y responsabilizado del mantenimiento del local de primeros auxilios y del armario botiquín a que se refiere el artículo 16 del presente Reglamento."